Sensor de corriente: un valioso aliado para tus baterías

Sensor de corriente: un valioso aliado para tus baterías

sensore-di-corrente-aleato-batterie

El sensor de corriente puede ser un aliado válido para mejorar el ciclo de vida de las baterías de tus vehículos. Siguiendo los pasos de la industria del automóvil, el mundo de las máquinas industriales también se vuelca hacia el motor eléctrico, con las carretillas elevadoras al frente de la transición: desde hace décadas, gran parte de la flota de carretillas elevadoras del mercado funciona con baterías. . La aplicación del sensor de corriente sirve para monitorear los parámetros de uso eficiente de las baterías. 

Las ventajas del sensor de efecto Hall

La batería de un motor eléctrico es el equivalente al combustible de un motor de combustión interna: constituye un gasto pesado y crucial. En el caso de los montacargas, la batería puede costar hasta un tercio del valor de la máquina. 

Por lo tanto, monitorear constantemente el uso correcto y el estado de salud de las baterías es una operación fundamental para ahorrar recursos y mejorar la eficiencia de las actividades de la empresa. 

Aplicar un sensor de corriente a efecto Hall, posiblemente interconectado al sistema de gestión de la fábrica y capaz de transmitir los datos de medición en tiempo real, se utiliza para medir la energía entregada y alimentada a la batería instante a instante. 

Esta medida sirve para:

  • indicar el nivel de eficiencia de conducción del vehículo;
  • monitorear y analizar el consumo en base a las actividades realizadas;
  • identifique cualquier anomalía en el flujo de corriente, configure, si lo desea, umbrales de alarma y organice intervenciones de mantenimiento.

Sensores de corriente de Kiwitron

Kiwitron ha integrado en sus soluciones el uso de sensores de corriente para devolver todo el potencial de la información que pueden proporcionar, gracias a la transmisión digital y automática de datos al software de gestión de flotas. Kiwisat. Al monitorear los datos recopilados por el sensor en tiempo real y fácilmente usable a través de Kiwisat, será posible tomar medidas extremadamente ventajosas para la vida útil de las baterías:

  • mejorar los requisitos de la empresa para un uso óptimo del vehículo en términos de energía, desde el estilo de conducción hasta los tiempos de recarga más adecuados;
  • implementar operaciones de mantenimiento predictivo, conociendo el comportamiento anómalo de la batería en tiempo real y durante todo el tiempo en que el vehículo esté en funcionamiento;
  • optimizar el ciclo de vida de las baterías de la flota, evitando obsolescencias y repuestos prematuros.

Esto supondrá un importante retorno económico, así como la posibilidad de ahorro energético desde el punto de vista medioambiental.

¿Estás interesado en aprender más?

¿Cómo funciona el sensor de corriente?

Un sensor de efecto Hall es un transductor que mide la fuerza del campo magnético al que está expuesto un conductor a través del cual está expuesto una corriente. Para esto, debe agregar un imán del sensor. 

¿Cómo se realizan las mediciones de corriente?

Debido al efecto Hall, cuando la corriente se expone a un campo magnético, se genera un voltaje transversal al flujo de corriente. La diferencia de potencial es directamente proporcional a la fuerza del campo magnético.

El sensor de efecto Hall, a modo de transductor, mide la fuerza del campo magnético y la traduce en una señal digital convenientemente convertida al estándar del sistema electrónico de referencia.

Además, gracias a su pequeño tamaño, cableado mínimo, rango de medida muy amplio y alta resistencia a los picos de tensión, el sensor de corriente de efecto Hall es muy adecuado para su aplicación en máquinas industriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.